sirvarada

Mi nuevo blog


4 comentarios

Whatsapp y otros monstruos

Los que me conocen saben de antemano que odio Whatsapp. O Wássa. O como demonios lo escribáis. Lo odié cuando la gente empezó a utilizarlo, y lo odio cada día un poquito más. Y lo odio a él porque la alternativa sería odiar a todo el mundo que lo utiliza, y eso ya no es posible a no ser que quiera vivir sola en el mundo.

Sigue leyendo

Anuncios